martes, agosto 23, 2016

Esto lo estoy tocando mañana #30 - Ornette Coleman (1959)









"Coleman's recording career during the '50s was short, consisting of a mere three albums with Atlantic, but it only took one to make his career legendary. His second album was titled The Question Is Tomorrow! and the saxophonist anticipated titling his third set Focus on Sanity. That wasn't good enough for producer Nesuhi Ertegun, who heard the future in Coleman's off-the-wall improvisations, and he pushed the star to consider the title The Sound of Jazz to Come, a statement answering the "question" posed by the title of the previous work. It was a bold title, and one that proved true. The album created an uproar in the industry, with both critics and performers either praising or lambasting the release with no middle ground. Among the most vocal critics was Miles Davis, who had recently released his iconic Kind of Blue album. Yet Coleman's sound pushed the jazz scene in such a direction that Davis formed his second quintet to reflect the sound pioneered by Coleman and Davis' former trainee, John Coltrane."

(Completo en: http://www.musictimes.com/articles/40718/20150611/ornette-colemans-best-albums-decade-shape-of-jazz-to-come-free-jazz.htm)



@Flac





domingo, agosto 07, 2016

Rescate emotivo vol.7 - Butthole Surfers (1993)








"Having existed at the fringe of unaltered reality for quite some time, Butthole Surfers began their courtship of the supposed mainstream in 1993 with Independent Worm Saloon, mostly due to the groove-driven single "Who Was In My Room Last Night?". Independent Worm Saloon certainly qualifies for one of the most eclectic and varied descents into insanity to catch even the edge of mainstream. The combination of Gibby Haynes, who sounds like the hybrid bastard offspring of a pleasant lounge singer and a lawnmower, the psycho-delic guitar weavings of Paul Leary and the perfectly in place drumming of King Coffey results in a record that is often disturbing while being completely hummable and toe tapping at the same time. The inclusion of bizarre spoken word moments, such as the rather stomach wrenching bit of "Chewin' George Lucas' Chocolate", only furthers the insanity. (...)"

(Review completa en http://www.ssmt-reviews.com/artist/butthole.html)



@Flac





domingo, mayo 22, 2016

Porque me siento rara vol.46 - Bilateral Separation





wiki][info][rtyrmsc][dscgs



"A split channel compilation featuring different sound artists on the left and right channels to be played either alone or simultaneously. In other words, there are technically 20 tracks, not 10. The left most artist and title featured corresponds to the left channel and vice versa."

(Descripción en Discogs)



Mp3@320





sábado, mayo 07, 2016

Esto lo estoy tocando mañana #29 - Prince (1987)








"(...) 
Sign O’ The Times (1987) es la obra maestra de Prince, y es doble. Como para que no queden dudas. Abarca un abanico estilístico tan enorme que es tan imposible de describir como de pronunciar lo fue su símbolo de los 90. Y en la música negra su peso especificó fue equivalente al de What’s Goin’ On de Marvin Gaye o Songs In The Key Of Life de Stevie Wonder, trabajos revolucionarios que impusieron nuevos órdenes y marcaron nuevos rumbos. En Sign O’ The Times, Prince se pone rockero, místico, sexy, mundano, literario e infantil en solo dos discos: traspasa su propio Rubicón a la velocidad del sonido.
(...)"

(Fragmento de "Nuestro amo juega al esclavo", de Sergio Marchi, completa en http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/subnotas/11461-2510-2016-05-07.html)



@Flac


miércoles, febrero 10, 2016

El niño proletario (un cuento de Osvaldo Lamborghini)




Desde que empieza a dar sus primeros pasos en la vida, el niño proletario sufre las consecuencias de pertenecer a la clase explotada. Nace en una pieza que se cae a pedazos, generalmente con una inmensa herencia alcohólica en la sangre. Mientras la autora de sus días lo echa al mundo, asistida por una curandera vieja y reviciosa, el padre, el autor, entre vómitos que apagan los gemidos lícitos de la parturienta, se emborracha con un vino más denso que la mugre de su miseria.

Me congratulo por eso de no ser obrero, de no haber nacido en un hogar proletario.

El padre borracho y siempre al borde de la desocupación, le pega a su niño con una cadena de pegar, y cuando le habla es sólo para inculcarle ideas asesinas. Desde niño el niño proletario trabaja, saltando de tranvía en tranvía para vender sus periódicos. En la escuela, que nunca termina, es diariamente humillado por sus compañeros ricos. En su hogar, ese antro repulsivo, asiste a la prostitución de su madre, que se deja trincar por los comerciantes del barrio para conservar el fiado.

En mi escuela teníamos a uno, a un niño proletario.

Stroppani era su nombre, pero la maestra de inferior se lo había cambiado por el de ¡Estropeado! A rodillazos llevaba a la Dirección a ¡Estropeado! cada vez que, filtrado por el hambre, ¡Estropeado! no acertaba a entender sus explicaciones. Nosotros nos divertíamos en grande.

Evidentemente, la sociedad burguesa, se complace en torturar al niño proletario, esa baba, esa larva criada en medio de la idiotez y del terror.

Con el correr de los años el niño proletario se convierte en hombre proletario y vale menos que una cosa. Contrae sífilis y, enseguida que la contrae, siente el irresistible impulso de casarse para perpetuar la enfermedad a través de las generaciones. Como la única herencia que puede dejar es la de sus chancros jamás se abstiene de dejarla. Hace cuantas veces puede la bestia de dos espaldas con su esposa ilícita, y así, gracias a una alquimia que aún no puedo llegar a entender (o que tal vez nunca llegaré a entender), su semen se convierte en venéreos niños proletarios. De esa manera se cierra el círculo, exasperadamente se completa.

¡Estropeado!, con su pantaloncito sostenido por un solo tirador de trapo y los periódicos bajo el brazo, venía sin vernos caminando hacia nosotros, tres niños burgueses: Esteban, Gustavo, yo.

La execración de los obreros también nosotros la llevamos en la sangre.

Gustavo adelantó la rueda de su bicicleta azul y así ocupó toda la vereda. ¡Estropeado! hubo de parar y nos miró con ojos azorados, inquiriendo con la mirada a qué nueva humillación debía someterse. Nosotros tampoco lo sabíamos aún pero empezamos por incendiarle los periódicos y arrancarle las monedas ganadas del fondo destrozado de sus bolsillos. ¡Estropeado! nos miraba inquiriendo con la cara blanca de terror o por ese color blanco de terror en las caras odiadas, en las fachas obreras más odiadas, por verlo aparecer sin desaparición nosotros hubiéramos donado nuestros palacios multicolores, la atmósfera que nos envolvía de dorado color.

A empujones y patadas zambullimos a ¡Estropeado! en el fondo de una zanja de agua escasa. Chapoteaba de bruces ahí, con la cara manchada de barro, y nuestro delirio iba en aumento. La cara de Gustavo aparecía contraída por un espasmo de agónico placer. Esteban alcanzó un pedazo cortante de vidrio triangular. Los tres nos zambullimos en la zanja. Gustavo, con el brazo que le terminaba en un vidrio triangular en alto, se aproximó a ¡Estropeado!, y lo miró. Yo me aferraba a mis testículos por miedo a mi propio placer, temeroso de mi propio ululante, agónico placer. Gustavo le tajeó la cara al niño proletario de arriba hacia abajo y después ahondó lateralmente los labios de la herida. Esteban y yo ululábamos. Gustavo se sostenía el brazo del vidrio con la otra mano para aumentar la fuerza de la incisión.

No desfallecer, Gustavo, no desfallecer.

Nosotros quisiéramos morir así, cuando el goce y la venganza se penetran y llegan a su culminación.

Porque el goce llama al goce, llama a la venganza, llama a la culminación.

Porque Gustavo parecía, al sol, exhibir una espada espejeante con destellos que también a nosotros venían a herirnos en los ojos y en los órganos del goce.

Porque el goce ya estaba decretado ahí, por decreto, en ese pantaloncito sostenido por un solo tirador de trapo gris, mugriento y desflecado.

Esteban se lo arrancó y quedaron al aire las nalgas sin calzoncillos, amargamente desnutridas del niño proletario. El goce estaba ahí, ya decretado, y Esteban, Esteban de un solo manotazo, arrancó el sucio tirador. Pero fue Gustavo quien se le echó encima primero, el primero que arremetió contra el cuerpiño de ¡Estropeado!, Gustavo, quien nos lideraría luego en la edad madura, todos estos años de fracasada, estropeada pasión: el primero, clavó primero el vidrio triangular donde empezaba la raya del trasero de ¡Estropeado! y prolongó el tajo natural. Salió la sangre esparcida hacia arriba y hacia abajo, iluminada por el sol, y el agujero del ano quedó húmedo sin esfuerzo como para facilitar el acto que preparábamos. Y fue Gustavo, Gustavo el que lo traspasó primero con su falo, enorme para su edad, demasiado filoso para el amor.

Esteban y yo nos conteníamos ásperamente, con las gargantas bloqueadas por un silencio de ansiedad, desesperación. Esteban y yo. Con los falos enardecidos en las manos esperábamos y esperábamos, mientras Gustavo daba brincos que taladraban a ¡Estropeado! y ¡Estropeado! no podía gritar, ni siquiera gritar, porque su boca era firmemente hundida en el barro por la mano fuerte militari de Gustavo.

A Esteban se le contrajo el estómago a raíz de la ansiedad y luego de la arcada desalojó algo del estómago, algo que cayó a mis pies. Era un espléndido conjunto de objetos brillantes, ricamente ornamentados, espejeantes al sol. Me agaché, lo incorporé a mi estómago, y Esteban entendió mi hermanación. Se arrojó a mis brazos y yo me bajé los pantalones. Por el ano desocupé. Desalojé una masa luminosa que enceguecía con el sol. Esteban la comió y a sus brazos hermanados me arrojé.

Mientras tanto ¡Estropeado! se ahogaba en el barro, con su ano opaco rasgado por el falo de Gustavo, quien por fin tuvo su goce con un alarido. La inocencia del justiciero placer.

Esteban y yo nos precipitamos sobre el inmundo cuerpo abandonado. Esteban le enterró el falo, recóndito, fecal, y yo le horadé un pie con un punzón a través de la suela de soga de alpargata. Pero no me contentaba tristemente con eso. Le corté uno a uno los dedos mugrientos de los pies, malolientes de los pies, que ya de nada irían a servirle. Nunca más correteos, correteos y saltos de tranvía en tranvía, tranvías amarillos.

Promediaba mi turno pero yo no quería penetrarlo por el ano.

-Yo quiero succión -crují.

Esteban se afanaba en los últimos jadeos. Yo esperaba que Esteban terminara, que la cara de ¡Estropeado! se desuniera del barro para que ¡Estropeado! me lamiera el falo, pero debía entretener la espera, armarme en la tardanza. Entonces todas las cosas que le hice, en la tarde de sol menguante, azul, con el punzón. Le abrí un canal de doble labio en la pierna izquierda hasta que el hueso despreciable y atorrante quedó al desnudo. Era un hueso blanco como todos los demás, pero sus huesos no eran huesos semejantes. Le rebané la mano y vi otro hueso, crispados los nódulos-falanges aferrados, clavados en el barro, mientras Esteban agonizaba a punto de gozar. Con mi corbata roja hice un ensayo en el cuello del niño proletario. Cuatro tirones rápidos, dolorosos, sin todavía el prístino argénteo fin de muerte. Todavía escabullirse literalmente en la tardanza.

Gustavo pedía a gritos por su parte un fino pañuelo de batista. Quería limpiarse la arremolinada materia fecal conque ¡Estropeado! le ensuciara la punta rósea hiriente de su falo. Parece que ¡Estropeado! se cagó. Era enorme y agresivo entre paréntesis el falo de Gustavo. Con entera independencia y solo se movía, así, y así, cabezadas y embestidas. Tensaba para colmo los labios delgados de su boca como si ya mismo y sin tardanza fuera a aullar. Y el sol se ponía, el sol que se ponía, ponía. Nos iluminaban los últimos rayos en la rompiente tarde azul. Cada cosa que se rompe y adentro que se rompe y afuera que se rompe, adentro y afuera, adentro y afuera, entra y sale que se rompe, lívido Gustavo miraba el sol que se moría y reclamaba aquel pañuelo de batista, bordado y maternal. Yo le di para calmarlo mi pañuelo de batista donde el rostro de mi madre augusta estaba bordado, rodeado por una esplendente aureola como de fingidos rayos, en tanto que tantas veces sequé mis lágrimas en ese mismo pañuelo, y sobre él volqué, años después, mi primera y trémula eyaculación.

Porque la venganza llama al goce y el goce a la venganza pero no en cualquier vagina y es preferible que en ninguna. Con mi pañuelo de batista en la mano Gustavo se limpió su punta agresiva y así me lo devolvió rojo sangre y marrón. Mi lengua lo limpió en un segundo, hasta devolverle al paño la cara augusta, el retrato con un collar de perlas en el cuello, eh. Con un collar en el cuello. Justo ahí.

Descansaba Esteban mirando el aire después de gozar y era mi turno. Yo me acerqué a la forma de ¡Estropeado! medio sepultada en el barro y la di vuelta con el pie. En la cara brillaba el tajo obra del vidrio triangular. El ombligo de raquítico lucía lívido azulado. Tenía los brazos y las piernas encogidos, como si ahora y todavía, después de la derrota, intentara protegerse del asalto. Reflejo que no pudo tener en su momento condenado por la clase. Con el punzón le alargué el ombligo de otro tajo. Manó la sangre entre los dedos de sus manos. En el estilo más feroz el punzón le vació los ojos con dos y sólo dos golpes exactos. Me felicitó Gustavo y Esteban abandonó el gesto de contemplar el vidrio esférico del sol para felicitar. Me agaché. Conecté el falo a la boca respirante de ¡Estropeado! Con los cinco dedos de la mano imité la forma de la fusta. A fustazos le arranqué tiras de la piel de la cara a ¡Estropeado! y le impartí la parca orden:

-Habrás de lamerlo. Succión-

¡Estropeado! se puso a lamerlo. Con escasas fuerzas, como si temiera hacerme daño, aumentándome el placer.

A otra cosa. La verdad nunca una muerte logró afectarme. Los que dije querer y que murieron, y si es que alguna vez lo dije, incluso camaradas, al irse me regalaron un claro sentimiento de liberación. Era un espacio en blanco aquel que se extendía para mí crujir.

Era un espacio en blanco.

Era un espacio en blanco.

Era un espacio en blanco.

Pero también vendrá por mí. Mi muerte será otro parto solitario del que ni sé siquiera si conservo memoria.

Desde la torre fría y de vidrio. Desde donde he contemplado después el trabajo de los jornaleros tendiendo las vías del nuevo ferrocarril. Desde la torre erigida como si yo alguna vez pudiera estar erecto. Los cuerpos se aplanaban con paciencia sobre las labores de encargo. La muerte plana, aplanada, que me dejaba vacío y crispado. Yo soy aquel que ayer nomás decía y eso es lo que digo. La exasperación no me abandonó nunca y mi estilo lo confirma letra por letra.

Desde este ángulo de agonía la muerte de un niño proletario es un hecho perfectamente lógico y natural. Es un hecho perfecto.

Los despojos de ¡Estropeado! ya no daban para más. Mi mano los palpaba mientras él me lamía el falo. Con los ojos entrecerrados y a punto de gozar yo comprobaba, con una sola recorrida de mi mano, que todo estaba herido ya con exhaustiva precisión. Se ocultaba el sol, le negaba sus rayos a todo un hemisferio y la tarde moría. Descargué mi puño martillo sobre la cabeza achatada de animal de ¡Estropeado!: él me lamía el falo. Impacientes Gustavo y Esteban querían que aquello culminara para de una buena vez por todas: Ejecutar el acto. Empuñé mechones del pelo de ¡Estropeado! y le sacudí la cabeza para acelerar el goce. No podía salir de ahí para entrar al otro acto. Le metí en la boca el punzón para sentir el frío del metal junto a la punta del falo. Hasta que de puro estremecimiento pude gozar. Entonces dejé que se posara sobre el barro la cabeza achatada de animal.

-Ahora hay que ahorcarlo rápido -dijo Gustavo.

-Con un alambre -dijo Esteban en la calle de tierra donde empieza el barrio precario de los desocupados.

-Y adiós Stroppani ¡vamos! -dije yo.

Remontamos el cuerpo flojo del niño proletario hasta el lugar indicado. Nos proveímos de un alambre. Gustavo lo ahorcó bajo la luna, joyesca, tirando de los extremos del alambre. La lengua quedó colgante de la boca como en todo caso de estrangulación.


[De "Sebregondi retrocede", publicado en 1973 © herederos de Osvaldo Lamborghini]



domingo, enero 10, 2016

Esto lo estoy tocando mañana #28 - Abraxasaxophonic (2000)




wiki][web][rtyrmsc][dscgs


Smooth Jazz Vagina is the first and last album by Abraxasaxophonic. It was the not-so-secret identity of saxophonist Arrington De Dionyso of Old Time Relijun, where he plays distorted sax over a very loud smooth jazz radio station. Songs #1-2 are the original release, songs #3-7 are bonus tracks. This was released on the N.G.W.T.T. ("Nothing Gets Worse Than This") label.




jueves, diciembre 31, 2015

Rescate emotivo vol.6 - Molly Drake (2013)





wiki][info][rtyrmsc][dscgs



"(...) This collection of home-recorded songs by Molly Drake, mother of Nick and writer of her own private, secluded songs, offers another perspective on where Nick might have developed his songwriting voice. Recorded at home to a rudimentary tape setup during the 1950s, the 19 songs here feature solely Molly's soft but strong vocals and spare piano accompaniment. Her poetic lyrics are sometimes storytelling, sometimes nostalgic, and other times more vague, but even at their most lighthearted are touched by a somber tone of despair. Songs like "Poor Mum" and "I Remember" foreshadow the dour softness that Nick Drake would sculpt in his most minimal songs on Pink Moon. Elsewhere, songs like "How Wild the Wind Blows" have a more chilling effect, with a brittle lo-fi recording quality and the sound of church bells and birds in the background melding with Molly's frail vocals, resulting in a haunting, restless feeling. (...)"

(Fred Thomas - Review completa en http://www.allmusic.com/album/molly-drake-mw0002505189)



Mp3@320





miércoles, noviembre 18, 2015

Esto lo estoy tocando mañana #27 - Beastie Boys (1995)








"(...) The In Sound From Way Out (Grand Royal, 1995) is an all-instrumental album that mocks both electronica and jazz-funk and occasionally resembles Frank Zappa's orchestral work (Bobo On The Corner, Son of Neckbone). The style of this era owes quite a bit to mixmaster DJ Hurricane and to keyboardist Mark Ramos-Nishita.
(...)"

(Fragmento de una sucinta y bella cronología de la banda, completa en http://www.scaruffi.com/vol4/beastie.html)



@Flac


domingo, agosto 09, 2015

Porque me siento rara vol.45 - Sonic Youth








"What better source to turn to for the album's history than Thurston himself, whose liner notes are reproduced below. To expand on what he's written, I'll offer a few additional comments. The music was recorded in September and October 1986, between two American tours. Aside from its use within the film, it remained in the sonic vault until the band decided to release it in 1994 -- at this point, they offered a preview (simply titled "Made In USA [segment]") on a Bananafish compilation. This track follows the same theme used in "Moon in the Bathroom" "Lincoln's Gout" "Coughing Up Tweed" and others, but does not specifically appear on the soundtrack release (which makes me wonder how much other music was not included on the soundtrack!). The full soundtrack was released in early 1995 on Rhino records, on all formats (including clear vinyl in a plastic sleeve!). There was a "various artists" soundtrack release for the film when it was originally released, but SY's only contribution was the EVOL version of "Secret Girl" (and possibly "Tuck N Dar", I'm not sure). The music on Sonic Youth's soundtrack release remained untitled until 1994, at which point the band asked Byron Coley to title them at random, to which he gladly obliged."

(Más en http://www.sonicyouth.com/mustang/lp/lp12.html)



@Flac





domingo, junio 21, 2015

Esto lo estoy tocando mañana #1 - Free Jazz (1961) (Re-subido)








"Free Jazz: A Collective Improvisation is an album by jazz saxophonist and composer Ornette Coleman, recorded in 1960. The original release embodied a painting by Jackson Pollock, on the front of the cover, and its title gave the name for the whole movement. It involves two separate quartets, one to each stereo channel; the rhythm sections play simultaneously, and though there is a succession of solos as is usual in jazz, they are peppered with freeform commentaries by the other horns that often turn into full-scale collective improvisation. The pre-composed material is a series of brief, dissonant fanfares for the horns which serve as interludes between solos. Not least among the album's achievements was that it was the first LP-length improvisation, nearly forty minutes in length, which was unheard of at the time.

The album was identified by Chris Kelsey in his Allmusic essay "Free Jazz: A Subjective History" as one of the 20 Essential Free Jazz Albums. It served as the blueprint for later large-ensemble free jazz recordings such as John Coltrane's Ascension and Peter Brötzmann's Machine Gun."



@Flac



"Johnny estaba en gran forma en esos días, y yo había ido al ensayo nada más que para escucharlo a él y también a Miles Davis. Todos tenían ganas de tocar, estaban contentos, andaban bien vestidos (de esto me acuerdo quizá por contraste, por lo mal vestido y lo sucio que anda ahora Johnny), tocaban con gusto, sin ninguna impaciencia, y el técnico de sonido hacia señales de contento detrás de su ventanilla, como un babuino satisfecho. Y justamente en ese momento, cuando Johnny estaba como perdido en su alegría, de golpe dejó de tocar y soltándole un puñetazo a no sé quién dijo: "Esto lo estoy tocando mañana", y los muchachos se quedaron cortados, apenas dos o tres siguieron unos compases, como un tren que tarda en frenar, y Johnny se golpeaba la frente y repetía: "Esto ya lo toqué mañana, es horrible, Miles, esto ya lo toqué mañana", y no lo podían hacer salir de eso, y a partir de entonces todo anduvo mal, Johnny tocaba sin ganas y deseando irse (a drogarse otra vez, dijo el técnico de sonido muerto de rabia), y cuando lo vi salir, tambaleándose y con la cara cenicienta, me pregunté si eso iba a durar todavía mucho tiempo."

(El perseguidor, de Julio Cortázar [Fragmento])




sábado, junio 20, 2015

Rescate emotivo vol.5 - Fun People (1999)








"(...)
Glamorosos, rockeros, romanticos, furiosos, FUN PEOPLE va explorando territorios desconocidos partiendo de las raices hardcore/punk... "hazlo tu mismo" usted habra escuchado este slogan cientos de veces, pero lo que ahora sostiene en sus manos es el resultado del persistente esfuerzo de una banda que se ha atrevido a realmente hacerlo por si mismos. ¡Que dificil es desafiar las reglas que imperan en el mundo de la musica del pop!
Los discos sencillos o EP's marcan una necesidad inmediata, dando a conocer las urgentes canciones que no pueden esperar, pero el long play es la prueba real del arte de un interprete. THE ART(E) OF ROMANCE tiene un swing contagioso, podran apreciarlo nitidamente en temas como "Take Over", "Dick Dale" o "A Mi Manera" donde la fervorosa participacion de Steve Albini y su destacado contacto con las perillas, aportan un toque distinto a cada una de las 20 canciones que resultaran capaces no solo de dejar satisfechos y orgullosos a sus fans, sino de conquistar el corazon y oido de cientos mas!

(...)"

(Patricia P. - Resistencia Zine, completo en la contratapa del cd que se adjunta con la descarga)



@Flac





sábado, abril 04, 2015

Rescate emotivo vol.4 - Nietos de Noche (1998)





wiki][info][rtyrmsc][dscgs



Tuve el honor y la suerte de compartir escenario con esta banda gigante, siendo parte de Baader Meinhof, allá por el año '93. Este terrible disco es lo único que grabaron. Lo comparto en alta calidad, ripeado de un cd original que conseguí hace un par de meses.

@Flac





sábado, enero 03, 2015

Recuperando vinilos #12 - Revolting Cocks (1986)








After "Twitch", the sound of "Big Sexy Land", the first album from Revolting Cocks (here made up of Al Jourgensen, Front 242's Richard 23 and Luc Van Acker) makes sense. It's not inaccessible (indeed, much of it resembles Front 242), but it's a pretty menacing piece of Industrial Dance that has something of a sense of humor (the album title is kind of a giveaway that this isn't meant to be taken too seriously.)

"38" opens things up with some fast, punishing beats, twisted samples and harsh vocals-the whole thing sounds like a "Twitch" outtake, but in a good way. "We Shall Cleanse the World" and "Attack Ships on Fire" add some pretty fat bass to the sound, with the latter almost coming off as funky. The title track and "T.V. Mind" sound like Front 242 (warped samples, heavy beats and Euro synth lines), though the title track adds a slight tip of the hat to the then new Chicago House scene. 

"No Devotion" is probably the highpoint, as it hints heavily at where Ministry would go with the next album, with it's harsh, distorted vocals and Post-Punk inspired bass. As for the "Union Carbide" songs-the first one feels like filler, but the "Bhopal Version" is a pretty catchy slice of Electro-Industrial.


In a lot of ways, this isn't a groundbreaking record, as  it doesn't sound that different from where Al and Richard's respective projects were headed. It's still a lot of fun though, and worth a listen. Plus, it's one of Carl Craig's favorite albums!

Mencacing Industrial Dance...with a Sense of Humor, by LarryChrist (Feb 17 2013)

(Más reviews en http://rateyourmusic.com/release/album/revolting_cocks/big_sexy_land/)



@Flac





domingo, diciembre 21, 2014

Porque me siento rara vol.44 - Kink Gong





wiki][info][rtyrmsc][dscgs



(...)For Voices, Laurent based his alternate re-versions around the extensive voice recordings he made on location in the southern regions of Yunnan and Guizhou in China as well as in Sapa, North Vietnam and Phongsaly, Northern Laos. 
The compositions contain unedited acoustic recordings, computer modified parts, sound collages and acoustic recordings of people and instruments. All tracks were recorded on location and re-arranged by Laurent Jeanneau in Dali, China.
(...)

(Completo en http://www.discrepant.net/products/536514-kink-gong-voices)



Mp3@320





viernes, noviembre 21, 2014

Todo es piedra o El mar de lágrimas (Dieter Roth)



1. Una lágrima es mejor que una mala palabra.
2. Dos lágrimas son mejores que una lágrima.
3. Una palabra es casi tan buena como una lágrima.
4. Una lágrima no es una palabra.
5. Una piedra no es una lágrima.
6. Una piedra es una piedra.
7. Una piedra no es una piedra.
8. Una lágrima no es una piedra.
9. Muchas lágrimas son más que ninguna piedra.
10. Ninguna piedra es mejor que una mala palabra.
11. Un mar de lágrimas es un mar.
12. El mar de lágrimas es un mar que viene de las lágrimas.
13. Una lágrima es un mar.
14. Una piedra es una montaña que brota del mar.
15. Una piedra es tan buena como una lágrima.
16. Una mala palabra no es ni una piedra ni una lágrima.
17. El mar es una lágrima.
18. Algunas lágrimas son algunas piedras.
19. Una piedra será una lágrima.
20. Una piedra es mejor que una mala palabra.
21. Tres piedras son mejores que dos piedras.
22. Dos piedras son mejores que tres piedras.
23. Dos lágrimas son mejores que cinco piedras.
24. Veinticuatro piedras son mejores que ninguna lágrima y una mala palabra.
25. Una Coca Cola es una piedra y una lágrima.
26. Doscientas piedras son mejores que doscientas piedras.
27. El mar de lágrimas.
28. Las piedras.
29. Las malas y las buenas palabras.
30. Las malas palabras.
31. Las malas lágrimas son lágrimas.
32. Una buena lágrima es algo que es bueno y sin lágrimas.
33. Una lágrima es algo bueno.
34. Todo es piedra.
35. La mala palabra petrifica.
36. Las lágrimas son mejores que la suavidad de las piedras.
37. Los seres no siempre sufren por las lágrimas.
38. Todos los seres lamentablemente se lamentan siempre.
39. Si un lápiz se cae de la mano, es una lágrima que brota del ojo.
40. Todo lo que cae son lágrimas.
41. Nadie ha llegado a ser sin llorar sabiamente.
42. Muchos han llegado a ser sin llorar sonoramente.
43. Todos lloran siempre.
44. Todos están en silencio.
45. Todos son por lo general sabios.
46. Todo lo que cae, cae en el mar.
47. Todo lo que cae en el mar, sube.
48. El mar es un navío.
49. El navío es un mar.
50. Las lágrimas son un navío en el mar de lágrimas.
51. El cantante es un gallo.
52. Todo esto es un submarino.
53. El mundo es un submarino.
54. Un avión es una mala palabra.
55. Los edificios quieren caer al mar.
56. Las malas palabras aletean en las orejas.
57. Desahogarse es dormirse.
58. Un buen comienzo es un mal final.
59. Una lágrima es tan mala como una buena palabra.
60. Sucederá una vez.
61. La humanidad se quedará cada vez menos dormida.
62. Cuando el ángel levanta vuelo y deja sus ojos en la mesa, esas son 2 lágrimas.
63. El habitante del mar es una esponja nauseabunda.
64. El miedo al 13 es algo.
65. Los que lloran quieren ser llorados.
66. No le crean a Bernd B. porque quienes enseñan no quieren ser enseñados.
67. ¿Quién quiere perder aquello que lo acompaña?
68. Quien me sirve un bife recibe por eso un llanto.
69. Quien me sirve un bife recibe de mí dos bifes servidos.
70. La carne estará lista cuando haya pasado una hora (adivinanza).
71. La carne está lista si ha pasado una hora.
72. Si él me sirve un bife recibe a cambio un bife servido por ti.
73. Si él me sirve un bife recibe a cambio un bife servido por mí.
74. Alguien que me sirve un bife recibe un bife servido por mí.
75. ¿Alguien que te sirve de nuevo un bife a ti recibe de nuevo un bife servido por ti?
76. El que te sirve de nuevo un bife a ti recibe a cambio un bife servido por mí.
77. El que me sirve 2 bifes recibe un bife servido por mí.
78. El y ella, que me sirven un bife, reciben dos bifes cada uno servidos por mí.
79. Las vacas nos han servido la mayoría de los bifes.
80. Ella, que no me sirve ningún bife, recibe como adelanto de ti o de mí 10 bifes.
81. La inspiración para solucionar el problema de los bifes se encontrará mientras se completa
MASCULINO o FEMENINO en la planilla para el embarque aéreo.
82. Muchos están verdaderamente locos.
83. En general, los hombres viven en un valle de lágrimas.
84. En lágrimas vive el hombre en general.
85. En vides vive el hombre en el jardín.
86. “¿En qué consiste el tiempo? En que transcurra.”
87. “¿En qué transcurre el tiempo? En aquello en que persiste.”
88. “Si muchas cosas transcurren, otras persisten.”
89. “Si también muchas cosas persisten, la mayoría transcurre.”
90. “Si también muchas, incluso la mayoría, transcurre, la mayoría persiste.”
91. “Si también muchas cosas transcurren, el Stadtanzeiger persiste.”
92. “Si también el Stadtanzeiger persiste, transcurre.”
93. “Si también el Anzeiger transcurre, tu y yo persistimos.”
94. Quien llega, ¿es un extraño?
95. Si alguien habla sobre mí, ¿es el, la o lo yo?
96. Si alguien habla sobre ti, ¿es el, la o lo tú?
97. Si alguien habla sobre ti, ¿no es el tú?
98. Si alguien discurre sobre ti, ¿no es la tú?
99. Si alguien habla de ti, ¿no es lo tú?
100. ¿Puede el, la o lo hablar sobre el, la o lo sin ser el, la o lo?
101. ¿Puede el hablar sobre la sin devenir y ser eso?
102. ¿Puede la hablar sobre el sin devenir y ser eso?
103. ¿Puede uno hablar en contra de otro sin ser este?
104. ¿Puede un ser mirar algo sin devenir y ser eso?
105. ¿Puede un ser mirar algo sin devenir y ser eso que mira?
106. ¿Puede eso ser?
107. ¿Puede esto ser?
108. ¿Puede eso esto ser?
109. Una lágrima puede a veces no ser ninguna lágrima.
110. A veces puede una lágrima ser una sola lágrima.
111. A veces puede la lágrima ser una lágrima sola.
112. ¿Pero puede una lágrima ser una lágrima y no ser ninguna.
113. ¡Claro que sí! ¡Una lágrima puede ser tanto una lágrima como una lágrima!
114. Quien domina esta o aquella vida es un tipo particular de idiota.
115. Quien discute esta vida está sospechosamente vacío de lágrimas.
116. Aquello que sube muchas veces baja.
117. Aquello que asciende por lo general sube.
118. Aquello que llora sueña por lo general con un valle de lágrimas.
119. Aquello que vuelve tan atractivo al valle de lágrimas es su naturaleza fluida, su fluidez.
120. A veces un río fluye por el valle de lágrimas, es decir, raramente ocurre algo bueno.
121. Raramente ocurre lo frecuente.
122. Siempre ocurre algo.
123. Pronto todo será como si no hubiera sido.
124. Con frecuencia, todo es nada.
125. Con frecuencia, uno se dice: “¡Qué significa todo esto!”.
126. Con frecuencia, uno se pregunta: “¿Qué significa todo esto?”.
127. “Son algunas cosas más entre todas las cosas”.
128. “Es sólo alguna cosa más entre las cosas”.
129. “Es sólo una de esas cosas”.
130. Con frecuencia, uno se pregunta: “¿Qué significa eso?”.
131. Con frecuencia, uno se pregunta: ¿Qué significa eso?
132. Con frecuencia, uno se pregunta: ¿Qué significa eso?
133. Con frecuencia, alguien quiere algo.
134. Casi siempre, alguien quiere algo.
135. Casi siempre, algo empieza.
136. Casi siempre, alguien sufre.
137. El salame tiene 2 contrarios: lo salami y la salame.
138. La salame tiene 2 contrarios: al salame y a lo salame.
139. Lo salame tiene 2 contrarios: a la salame y al salame.
140. “El sinsentido tiene dos contrarios: el sentido y el sinsentido”.
141. El diablo tiene 2 cuernos.
142. La vaca tiene dos cuernos.
143. La vaca tiene 2 cuernos.
144. Los hombres tienen mañas.
145. Los animales no tienen oficio.
146. El primer oficio de los hombres es el grito.
147. El oficio secundario de los animales es estar aquí.
148. El oficio secundario de los hombres es poner el grito en el cielo.
149. El primer oficio secundario de los hombres es el lloriqueo.
150. El hobby de los hombres es la tontería.
151. La decadencia de los hombres es su hobby.
152. El hobby secundario de los hombres es hacer sus necesidades.
153. El primer hobby de los H. es sufrir, ser infelices y tener mala suerte.
154. La alegría de los hombres es el aseo, o bien la suciedad.
155. El ideal de los H. es el bien.
156. El primer ideal de los H. es lo mejor y lo segundo mejor.
156. El auténtico ideal de los H. es el mal.
157. El ideal secundario de los hombres es su ideal.
158. El mayor enemigo de las mujeres es el hombre.
159. El segundo mayor enemigo de las mujeres son las mujeres.
160. El supremo enemigo de las mujeres es el niño.
161. El meyor enemigue de les mejeres es el nene.
162. El tercer mayor enemigo del hombre son sus niños.
163. El cuarto mayor enemigo del hombre son los niños en general.
164. El tercer mayor enemigo del hombre y de la mujer también es lo fluido.
165. El segundo mayor enemigo de la mujer es lo sólido.
166. El supremo enemigo del niño es el hombre bueno o el hombre malo.
167. El supremo vecino de la mujer buena es el hombre malo.
168. La supremísima enemiga de la mujer es el enemigo bueno, neutral o malo..
169. El supremísimo amigo de la mujer es el enemigo.
170. De lejos, la mayor mujer es el niño.
171. De lejos, la cosa suprema y mejor no se ha visto.
172. Los animales grandes no quieren ser humanos.
173. Tampoco los animales pequeños quieren ser humanos.
174. ¿Por qué debería hacer uno algo que otro puede hacer peor?
175. Allí donde los llamados hombres son malos, las llamadas mujeres son buenas.
176. Al ser buenas, ¿pretenden las mujeres arruinar lo malo del hombre?
177. No, al ser buenas, las mujeres quieren quitarle de bajo los pies la alfombra de la maldad.
178. Las lenguas mutuamente cargadas se deslizan sobre sus cargas.
179. El habitante del saber es un repartidor de embutidos en bancarrota.
180. El habitante del progreso es un probado mujeriego.
181. El habitante de la técnica es un vomitivo.
182. Estar enfermo es algo asqueroso.
183. Los humanos serán montados hasta quedar exhaustos.
184. Una persona monta a otra hasta que quedan ambas exhaustas.
185. Si me dices buenos días, el me morderá el dedo.
186. Si me dices buenos tardes, el me morderá el dedo.
187. Quienes se miran a los ojos se muerden las cabezas.
188. Todos muerden los dientes de otros para que (no) puedan devorarse.
189. La medida de la bondad de los hombres es la agudeza de sus dientes
combinada con la del estómago.
190. Los humanos se comen a todos.
191. El paté de hígado y el chucrut son caníbales.
192. Lo que trago me traga.
193. Lo que tragas te come.
194. Lo que él come, lo come. Así no puede ser lo que es.
195. Ella traga aquello que extraña.
196. Ella traga a quien extraña.
197. A quien ella extraña, la traga.
198. Ella es tragada por quien extraña.
199. Al que extrañamos, nos falta.
200. Busquemos a quien extrañar, él nos tragará.
201. Aquello que tocamos, nos borra, y aquello que ellos borran,
encontrará su camino en nuestros estómagos.
202. Nosotros los tragaremos.
203. ... en el caso de que ellos nos traguen.
204. -¿Viste la luna? -¡No!
205. -¿Supiste qué es la luna? -¡No!
206. -¿Viste a los hombres, los animales, la tierra, y a mí y a tí? -¡No!
207. -¿Me viste? -¡No! -¿Me ves? -¡No!
208. -¿Te viste? -¡No!
209. -¿Me verás? -¡No!
210. -¿Te verás? -¡No!
211. Un estrépito modesto suele sonar como un gran ruido.
212. “cogito ergo mudo”
213. Lo, el o la sólo pueden ser llamados neutros si lo, el o la no toman partido ni siquiera una vez.
214. El, la o lo sólo pueden ser llamados neutros si el, la o lo no toman ningún partido.
215. La, lo o el sólo pueden ser llamados neutros si la, lo o el no toman el partido del adversario.
216. Sólo lo puede ser llamado un humano que no cree ni en lo navideño ni en lo pascual.
217. Sólo tiene la libertad de no ceer en lo navideño quien nunca conoció lo pascual.
218. Que no haya nada de qué reírse queda a criterio del lector.
219. ¡Oh, Ángel, tus lágrimas tenaces!
220. ¡Oh, Ángel, tus lágrimas pertinaces!


Estos textos fueron originalmente publicados como avisos clasificados en el periódico suizo Anzeiger Stadt Luzern und Umgebung, en el año 1971. Los avisos serían doscientos veinte y se publicarían a diario. Sin embargo, publicados algo más de cien, el diario decidió rescindir el contrato debido a las ardientes quejas de sus lectores, quienes aducían no entender los avisos (extraído del Diario de Poesía N°81 - Dic.2010-Abr.2011).